domingo, 27 de septiembre de 2009

Comedero portátil otoñal - making off

Pensando en la temporada fría que ya se avecina hemos empezado a diseñar algunos comederos que nos van a permitir seguir fotografiando desde nuestro hide.

Este que os mostramos es un pequeño comedero portátil, muy fácil de construir y sobre todo muy fácil de instalar. Se le puede dejar fijo, o se le puede mover cada cierto tiempo si la zona ya no nos interesa desde un punto de vista fotográfico.

Para construirlo hemos utilizado:

- Maceta de rocalla decorativa.
- Listón cilíndrico de 2 cm. de diámetro.
- 3 angulos pequeños metálicos.
- Líquenes para decorar maquetas.

Todo se compra en un almacen de bricolaje y el liquen en una tienda de maquetas.

Lo primero es decorar la maceta de rocalla pegando con silicona transparente los líquenes por todo el borde superior. Se disponen a nuestro gusto estético (también se pueden usar otro tipo de líquenes o de musgos):



Después se toma el listón y se le saca punta. Y los tres ángulos se colocan en el extremo romo a dos centímetros del mismo. Se sujetan con cinta aislante. Decorarlo con cinta americana de camuflaje es opcional:





Para colocarlo solo hace falta clavarlo en el lugar elegido con un mazo de goma, y encajar el agujero que trae la maceta de rocalla en su fondo en el extremo superior del listón.

Después se llena con algún alimento que resulte atractivo para las aves que pensamos fotografiar. Son recomendables la magdalenas desmigadas, los gusanos tenebrios (comida habitual de reptiles) y la comida comercial para aves insectívoras. Aunque podemos probar a nuestra voluntad.

Aquí lo podemos ver instalado en el borde de una laguna relleno de comida para aves insectívoras. Podéis ver que tiene un pequeño posadero añadido que es optativo:





Aquí lo podéis ver colocado en un pinar y algunas fotos de making off entrando algunas aves a comer, después de una semana desde su instalación:









Es aconsejable rellenarlo dos veces por semana para que las aves se acostumbren a su ubicación y lo vayan descubriendo. También, el desmigar bien la comida que introduzcamos porque si no los pajaros se llevaran los trozos más grandes, posándose solo durante un segundo y no se posaran a comer, con lo que no nos darán tiempo a poder fotografiarlos. En las siguientes imágenes podéis ver a estos pillos llevándose los trozos más gordos de magdalena:





Esperamos que os sea de utilidad y os sirva para pasar veladas muy amenas de fotografía.

Ya tenemos contruidos dos comederos más. Uno invernal grande con techo para un robledal, por ejemplo y otro pequeño con compartimentos para tres tipos de comida, para aves de ribera de un río. Cuando los ubiquemos y hagamos las primeras pruebas ya os los iremos mostrando.

En breve os mostraremos las primeras fotos obtenidas en este comedero portátil.

Hasta la próxima y suerte con las fotos!

domingo, 13 de septiembre de 2009

Bebedero forestal (Pinar) - Making off

Aunque ya estemos al final de la temporada de bebederos, todavía se pueden obtener buenos resultados sobre todo en aquellas regiones con climas más secos. A continuación os vamos a detallar la instalación de un bebedero en una zona de pinar, y la posterior preparación de la sesión fotográfica.

Para la construcción del bebedero del pinar utilizamos los mismos materiales que para el anterior bebedero.

Recordad, una estaca para vallados, que cortaremos a los 75 cm. Y marcaremos una línea en su base a los 23 cm. de la punta. Esta será la parte que se clavará en el suelo del pinar:



El plato de plástico de color verde (de los que se usan para macetas) y unas cuantas cortezas que habremos recogido con anterioridad del campo (no olvides los tres ángulos metálicos):



Las cortezas se pegan en el plato con silicona, teniendo en cuenta que se deben pegar por el borde y frente interior del plato en la zona que se verá después desde el hide:



Una vez que se ha dejado secar ya podemos llevarnos todos los elementos al pinar.

El sitio elegido debe permitir poner el hide de espalda a la salida del sol. Es muy recomendable que tenga detrás un árbol o arbusto para poder meter un poco el hide y disimularlo mejor. Debemos tener en cuenta además, que desde el hide al bebedero habrá como mínimo unos 2,5 metros para una focal de teleobjetivo de 300 y más si es un 400 en adelante. El bebedero no debe tener sombras fuertes al lado.

El primer paso es excavar el hoyo donde se clavará la estaca. Con un pequeño paletón de jardinería y mojando el agujero de forma constante se excava muy bien el agujero. La arena en forma de barro húmedo que se extrae se deja en un montón para cimentar luego la estaca ya clavada:



Se colocan los tres ángulos metálicos. Lo mejor es que ya vengan los agujeros de los tornillos hechos de casa, así nos costará menos atornillarlos:




Ya se puede poner el plato. Se coloca en la posición que hayamos pegado las cortezas para que se vea bien desde el sitio donde se pondrá el hide. Se hecha un poco de agua antes de atornillarlo a la estaca para nivelarlo (se nivela si es necesario metiendo un palito debajo de uno de los angulos metálicos). Una vez que está más o menos nivelado se atornilla a la estaca con dos tirafondos:



Para complementar esta instalación se debe colocar un posadero al lado del bebedero. Nosotros lo hemos puesto en el lado derecho. Que no de sombra. Porque casi todas las aves necesitan siempre posarse antes en un posadero para confiarse a saltar al bebedero. Al colocarlo lateral y un poco atrás, conseguimos que las aves pasen del posadero al bebedero por su zona trasera y así las obligamos a que se coloquen en la mejor zona fotográfica del bebedero. El posadero se hace con alguna rama gruesa caida, sujeta al suelo mediante un par de tutores de jardinería (varillas forradas para guiar el crecimiento de las plantas del jardín o huerto) atado mediante dos o tres bridas verdes de jardinería.

Para terminar, es muy indicado colocar a ambos lados del bebedero dos soportes hechos, por ejemplo, con dos ramas gruesas (colocadas también con tutores) donde disponer distintos elementos para que se posen los pajaros. Hemos elegido esta vez dos piñas ya que se trata de un medio forestal de pinar. Esto da a las fotos mayor variedad:



Esto sería la instalación fija del bebedero que debemos rellenar de agua cada tres días (contiene unos tres litros de agua) y mantenerlo siempre lleno de agua si queremos que las aves se acostumbren a él y funcione plenamente.

Para la sesión fotográfica hemos dispuesto esta vez de un hide silla con red de camuflaje, dos flashes Metz 58 y 48 (master y esclavo), una cámara nikon D80, un zoom de nikon 70-300 vr y un fondo de color marrón sujeto con pinzas para mejorar los fondos de las fotografías.



La disposición de los flashes es a cada lado del hide (donde se ven en la fotografía o más pegados al hide también es valido) a unos 45º del hide cada uno. Los flashes los controla la cámara con control TTL de forma automática.


Todas la fotografías se han tomado en modo manual, a una velocidad de 1/200 y un diafragma F: 8.

Esperamos que os sirva de utilidad.

Hasta la próxima.