miércoles, 16 de noviembre de 2016

FOTOGRAFIANDO AL MARTÍN PESCADOR CON LUZ ARTIFICIAL

Cuando llega la primavera, el río se llena de actividad. La familia del Martín Pescador comienza a prepararse para el cortejo y la reproducción, lo que dará lugar a que una densidad mayor de estas pequeñas aves se encuentren en una misma zona a la vez. Estás aves son el resto del año muy territoriales y es raro que podamos ver en un mismo tramo de río o recodo de una charca a más de uno compartiendo sitios de pesca o los mismos posaderos. Durante el periodo reproductivo los martines relajan sus costumbres territoriales, y es al final del mismo, durante los últimos días de la primavera y el inicio del verano, cuando podemos ver a pequeños grupitos de estos coloridos pájaros recorrer el río. Padres y jóvenes se persiguen de rama en rama en interminables regateos y reclamos.

En esta época hemos aprovechado para conseguir algunas de la mejores fotos que tenemos en nuestro archivo sobre esta bella ave.






Para comenzar a planear este trabajo fotográfico se debe localizar a nuestro escurridizo pájaro, que suele pasar a toda velocidad por delante de nuestras narices sin que nos demos cuenta, en la mayoría de los casos. Es bueno acostumbrarse a su reclamo cuando vuela bajo sobre el agua marcando su territorio, y ser paciente escondido entre los arbustos de la orilla en espera de verlo pasar o posarse en alguna rama que sobresalga sobre el agua. Para facilitar su visión es buena idea colocar algunas ramas erguidas en los recodos más tranquilos del rio o la charca en espera de que el ave, si puebla esa zona del rio, se acerque para posarse y descubrir así su presencia.

Si hemos localizado al ave, lo siguiente será disponer todo el escenario para poderlo fotografiar con comodidad, teniendo la precaución de no molestarlo en exceso.

En nuestro caso, hemos decidido situar la escena en un recodo oculto de un rio con un caudal de agua muy escaso. Esto nos asegura que el pájaro acuda a los pocos puntos con agua que aún mantienen algunos peces de pequeño tamaño. Una vez decidida la ubicación, se debe colocar el equipo según se puede ver en las fotografías siguientes:








El fondo artificial nos libera de los fondos sombríos o demasiado abigarrados, pudiendo cambiarlo para cada sesión y así conseguir variedad en cada foto.

Para la fotografía de este pájaro fluvial hemos prescindido, en este caso, de la luz natural, ajustando los controles de la cámara para trabajar con flash; tanto se puede hacer en manual como con las opciones semiautomáticas, según cada cual se encuentre más cómodo.

Esperamos que la instalación os sirva de ayuda o inspiración para vuestros proyectos fotográficos.

3 comentarios: